martes, 10 de abril de 2012

Artículo resumen mesa redonda con @paco_roca @Astiberri sobre #elinviernodeldibujante

Artículo  publicado recientemente en el boletín nº 159 de la Societat Catalana d'Andorra (artículo en catalán, a continuación la traducción del texto al castellano). El artículo es una crónica resumida de la mesa redonda que se celebró en el XV Saló La Massana Còmic en abril de 2011 y que tenéis aquí disponible el vídeo integro de la sesión (podeís visualizarlo y/o descargarlo).









 

Aquí las dos páginas del artículo en pdf. A continuación la traducción en castellano del texto del articulo.

Apuntes sobre la mesa redonda sobre El invierno del dibujante
Jordi Ojeda

En el marco del XV Salón La Massana-Cómic, el pasado 7 de mayo de 2011 en el edificio de La Closeta se celebró una mesa redonda con el título genérico "El invierno del dibujante", que es el título de la última novela gráfica del autor valenciano Paco Roca, autor invitado al salón, donde expone originales y material de documentación de la obra.

Con motivo de esta exposición se programaron varias actividades paralelas, como son:

- Una exposición con una colección de obras de la editorial Bruguera, algunas de ellas aparecidas en la novela gráfica de Roca.

- La proyección de la película "El Gran Vázquez", dirigida por Óscar Aibar y protagonizada por Santiago Segura, y que es un homenaje al dibujante Manuel Vázquez, autor de personajes tan conocidos como Anacleto, la familia Cebolleta, las hermanas Gilda o Angelito.

- Y la mesa redonda en la que participaron:
Paco Roca, autor de la obra.
Toni Guiral, divulgador de la historieta y prologuista de la obra.
Joan Bruguera, nieto de Pantaleón Bruguera, uno de los personajes protagonistas de la novela gráfica, y con el mismo nombre que su bisabuelo, fundador de la Editorial Gato Negro (en la década de los cuarenta cambió en Editorial Bruguera).
• Y Jordi Ojeda, que actuaba como coordinador y moderador de la mesa redonda.
La mesa redonda estuvo presentada por Àngels Mach, presidenta de la Sociedad Andorrana de Ciencias, y Joan Pieras, director del Salón La Massana-Cómic. En la presentación se destacó la colaboración de ambas instituciones desde el inicio de las actividades del salón hace tres lustros, y, que de hecho empezó antes con diferentes exposiciones que se organizaron en el principado a principios de los años noventa. También se recordó que Paco Roca ha sido el autor del póster de la presente edición, y que es la segunda vez que visita el salón, siendo la primera exposición organizada con motivo de la publicación de la obra Arrugas, y hay que recordar que Andorra fue el primer lugar donde se expusieron los originales de la multipremiada obra que cuenta con una versión animada para el cine.

La mesa redonda sirvió como presentación oficial de la versión catalana de "El invierno del dibujante", publicado por la Editorial Astiberri, y que acababa de salir al mercado. Era la primera vez que compartían mesa a la vez el autor con Toni Guiral (prologuista de la novela gráfica) y Joan Bruguera, descendiente de los fundadores de la editorial. En cierto modo Toni Guiral se puede considerar como uno de los impulsores y detonantes del proyecto de Roca, por sus trabajos de investigación y divulgación sobre la contribución de la Editorial Bruguera, y que ha producido en los últimos años tres publicaciones fundamentales para comprender el desarrollo de la historieta, y que tienen por título: "Cuando los cómics se llamaban tebeos, la escuela Bruguera (1945-1963)", "Los tebeos de Nuestra infancia, la escuela Bruguera (1964-1986)" (ambos publicados por El Jueves), y "100 años de Bruguera, de El Gato Negro a Ediciones B", publicado en 2010 por Ediciones B.
También era la primera vez que el autor participaba en un salón después de haber ganado en el XXIX Salón Internacional del Cómic de Barcelona los premios a la mejor obra y al mejor guión del 2010.

La sesión comenzó con el reconocimiento de Paco Roca de que su obra era un homenaje a los autores de las lecturas que le acompañaron de pequeño y que a buen seguro lo influenciaron, a él y a varias generaciones de lectores. Roca confesó que de pequeño quería ser dibujante de cómic para parecerse a sus héroes que eran los dibujantes, que de hecho no conocía mucho sobre ellos y que lo poco que conocía le hacía pensar en un trabajo idílico donde todo el mundo lo pasaba muy bien trabajando.

Toni Guiral hizo un resumen del recorrido histórico de la editorial, desde su fundación por Juan Bruguera, con el nombre original de El Gato Negro, hasta su final en la década de los ochenta. Pero en su explicación destacó sobre todo la evolución de la editorial en la década de los cincuenta.
En 1956 la Editorial Bruguera quiere controlar el trabajo de los autores y decide hacer un contrato (cosa que no hacía ninguna otra editorial en el país, que normalmente lo que hacían era firmar unos recibos, donde a veces se reconocía que la obra y los originales eran de la editorial). Hay que decir que existía en aquel momento una ley de propiedad intelectual que nadie conocía y que existía desde 1789 (y que curiosamente ha estado vigente hasta hace pocos años). Los autores no eran conscientes de ello.
El contrato lo tienen que firmar todos los autores y duraba un año. Quedaba claro que los derechos totales de publicación eran del editor pero el merchandising, la televisión o el cine eran del autor, y también establecía el sueldo del autor, que debemos reconocer que estaba bien pagado teniendo en cuenta la época de la que estamos hablando.

Este contrato lo firmaron todos... menos cinco que no estaban de acuerdo, que pensaban que era un contrato abusivo. Estos cinco eran:
- Cifré, autor entre otros del "Reporteros Tribulete".
- Conti, conocido por el personaje de "El loco Carioca".
- Escobar, creador de Zipi y Zape y de Carpanta, entre otros.
- Peñarroya, creador de "Gordito relleno" o "Don Pío".
- Y Giner, dibujante realista, recordado sobre todo por su trabajo en el "Inspector Dan".
Los cinco autores eran las firmas más importantes de la editorial en aquel momento. Su proyecto empresarial con la creación de la revista Tío Vivo es la base argumental de la obra El invierno del dibujante.

Juan Bruguera destacó el compromiso social de la familia hacia los trabajadores, lo que explica en parte que las diferentes iniciativas que han surgido de recuperación de la memoria histórica hayan surgido espontáneamente de antiguos trabajadores de la editorial.

En la sala también intervinieron Josep M ª Blanco (dibujante del TBO) y Jordi Macabich, quien afirmó que él fue el único dibujante que no firmó el contrato de Bruguera y acabó creando su agencia Bardon Art y trabajando para el mercado británico.

Acabamos la sesión con la sensación de haber vivido un momento excepcional e irrepetible con los participantes de la mesa redonda para hablar de un tema primordial en la historieta del siglo XX en España.

Hay disponible la grabación en vídeo de la sesión en la dirección de internet http://hdl.handle.net/2099.2/2410.

Jordi Ojeda es doctor ingeniero industrial y profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña. Es responsable del proyecto de divulgación "Cómic, ciencia y tecnología


No hay comentarios:

Publicar un comentario