domingo, 5 de septiembre de 2010

Artículo 50 publicado el domingo 5 de septiembre de 2010 en el Diari d'Andorra, versión castellana

Aquí el pdf del artículo en catalán.

Hacía tiempo que pensaba que el artículo número 50 debería ser algo especial, hasta que caí que el más indicado era dedicárselo a Cels Piñol, el autor que creo mejor entiende el còmic como un negocio y un entretenimiento, con una gran capacidad de reinventarse y de mantener la sintonia con los lectores.

A continuación la traducción al castellano del texto completo:

El autor que se reinventa
Cels Piñol ficha por la Editorial Panini-Cómics y anuncia varias novedades

Jordi Ojeda

Si hay un autor en el sector del cómic al que podríamos aplicar la máxima de Darwin de que sólo sobreviven las especies con capacidad de adaptación al medio, éste es sin duda Cels Piñol (Barcelona, 1970). Invitado en La Massana-Cómic en 2007 donde se pudo visitar una exposición de originales seleccionados de su prolífica obra, Piñol sorprendió de nuevo en mayo pasado cuando presentó en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona su primer volumen editado por Panini-Cómics, en el mismo escenario que un año antes celebraba con una exposición sus veinte años de profesión.

Han sido dos décadas ligado profesionalmente a Planeta DeAgostini, donde incluso con anterioridad ya había colaborado a su manera a base de "bombardear" la sección de cartas de los lectores con sus mensajes de joven aficionado, y de donde acabó marchándose como el autor español con más ventas alcanzadas por la editorial. Como si de una estrella del deporte se tratara, Piñol anunció su "fichaje" por la editorial Panini-Cómic, recuperando además la relación con el editor Alejandro Martínez con el que ya colaboró con anterioridad.

Su primer volumen publicado de esta nueva etapa lleva por título Fanhunter Fan Letal y ya anuncia dos novedades más antes de fin de año. En la portada, el autor (con los colores y el fondo de Álex Doménech) hace su particular homenaje a la película Blade Runner, y la vez muestra el protagonista (con la narizota característica) con una nave de papel que representa la Enterprise de Star Trek (recuerdan la importancia de la papiroflexia en la película?), y el martillo de Thor sobresaliendo en el bolsillo, todo un cóctel de cine, televisión y cómics con un resultado sólo a la altura de este autor, que busca la complicidad de sus lectores cultivando continuamente señales a lo largo de sus páginas.

El universo Fanhunter (literalmente, "cazadores de fans") se ha convertido con el tiempo en una saga de cómics con diferentes series publicadas. Se podría decir que es un universo en una dimensión paralela a la nuestra (o una Barcelona de un futuro próximo alternativo), donde los fans de la cultura popular (libros, cómics, música, cine, televisión, juegos de rol, ...) son perseguidos por una sociedad liderada por un tirano demente que ha prohibido todas las expresiones de entretenimiento. Ya se pueden imaginar las posibilidades que ofrece esta idea: unos temibles malos, una resistencia organizada, conflictos y batallas versus cotidianidad y entretenimiento... y sí, si están pensando en una mezcla del libro Farenheit 451 de Ray Bradbury o de la serie de televisión V, pues es eso y mucho más ingredientes extraídos de la cultura popular: cómics de superhéroes, sagas como Star Trek o War Star, y no olvidemos su saga favorita: Mad Max. Sus páginas están cubiertas de innumerables referencias a películas y series (pósters, secuencias, personajes, frases), haciendo un verdadero homenaje continuo a sus personajes favoritos y también, por qué no, a su entorno más cercano (amigos, editores, libreros, autores, etc.), que le han llevado a inventar más de trescientos personajes diferentes.

Su evolución y adaptación le ha permitido usar su experiencia como padre de dos niñas, para aprovecharlo para sus guiones y nuevos proyectos, manteniendo la sintonía con las personas de su edad ya la vez con las nuevas generaciones, trabajando en un contacto fresco y al día de las novedades de ocio y de los gustos de sus numerosos seguidores, que además pueden disfrutar de su generosidad en las largas sesiones de firmas, en sus regalos y detalles, y, también hay que decir, en su implicación solidaria en diferentes proyectos. Y como muestra un botón: parte de los beneficios de las ventas de su último número se destinarán a la Fundación Campaner, que cuida de los niños que sufren Noma en África.

También hay una lista de autores que pueden decir que hicieron alguna colaboración a la saga Fanhunter en algún momento de sus carreras profesionales, de los que podríamos destacar nombres como David Baldeón, Ramón F. Bachs, Sergi Sanjulián, Sergio Abad, Sergio Bleda o Víctor Santos.

Un espíritu emprendedor y creativo como él puede ponerse perfectamente en su tarjeta de presentación como autor de cómics, ilustrador, articulista, novelista, diseñador, editor y empresario. Nosotros añadiríamos: "y superviviente".

Próximamente el segundo volumen de Fantom Town
Tras el éxito de su libro Plan BB: Manual para niños con padres raros (2003), había que esperar una secuela del que ya se ha publicado el primer volumen con el nombre de Fantom Town, con una portada inspirada en el famoso póster de la película El Espíritu de la Colmena. Una ciudad inspirada en casas cinematográficas de terror donde los protagonistas son los niños de una guardería singular. Se ha anunciado la segunda parte como novedad próxima.

Actualmente colabora de forma continuada con una página semanal y gratuita en la web de www.zonanegativa.com con sus personajes de Fan Letal, y continúa trabajando en la serie de zombis que recoge con el título genérico de DeadFan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario