martes, 26 de octubre de 2010

Artículo 53 publicado el domingo 24 de octubre de 2010


Aquí el pdf del artículo en catalán.

A continuación el texto completo del artículo en castellano:

Seducidos por la estética japonesa
El Salón del manga abre sus puertas con un estallido de cultura popular y la implicación de los aficionados
Jordi Ojeda

Una vez más, del 29 de octubre al 1 de noviembre (atentos que se han cambiado las fechas habituales para aprovechar el lunes festivo), se celebra en el recinto de La Farga de L'Hospitalet de Llobregat el Salón del Manga. Y ya van dieciséis ediciones de un salón más que consolidado, con muchas actividades relacionadas con la cultura del país del sol naciente, y con productos que van más allá del propio manga, como es el anime (series y películas animadas) o los videojuegos.

Este año cabe destacar la visita al salón del director y guionista Kenju Kamiyama, conocido por títulos como Ghost in the shell o Blood: el último vampiro, todos ellos disponibles en DVD en Selecta Vision, que visitará por primera vez el salón. Mención especial también para la visita de la cantante Yuuki, una nueva oportunidad de asistir a un concierto en directo de artistas japoneses, reforzando aún más la influencia de la estética japonesa en la música, moda y demás expresiones artísticas.

Tal y como ha sucedido en las últimas ediciones, el Salón tendrá tres espacios, repartiendo las actividades y el público entre los diferentes escenarios: sala de cine con proyecciones de series y películas, polideportivo para los concursos de karaoke y disfraces, y el recinto principal con las exposiciones y stands.

Curiosamente uno de los espectáculos más interesante lo encontramos precisamente en el público asistente, aficionados a los manga que se visten y maquillan como sus personajes favoritos y disfrutan de una fiesta colectiva que va más allá de la de otros salones, una prueba más de que el manga no es ni mejor ni peor, sino diferente.

Glénat y la línea Gaijin
La editorial Glénat ha estado trabajando este último año para poder presentar en el salón su nueva línea editorial con el nombre de Gaijin (ver www.gaijin.es). El editor de la colección es Hernán Migoya y la presenta como "una oportunidad para que autores autóctonos producen sus obras siguiendo la estética manga", es decir, diseñando los personajes, las páginas y las publicaciones con el toque singular los manga pero producido directamente por la misma editorial (buena iniciativa para cambiar el ciclo de importar para empezar a exportar también, si el producto es de calidad).

Se anuncian siete series dentro de la línea Gaijin y en el salón podremos disfrutar ya de tres volúmenes publicados a la vez correspondientes a tres colecciones diferentes:

Lettera, de Studio Kosen, o, lo que es lo mismo, el tándem Aurora García y Diana Fernández, dos jóvenes madrileñas con varios títulos publicados y que actúan en parte como líderes del proyecto de la nueva línea por su impulso y experiencia, así que el hecho de ser el primer volumen de la línea no es casual.

Dos espadas, de Kenny Ruiz (el único autor de una lista claramente femenina anunciada por la editorial Glénat), es el primer volumen de una trilogía donde esperamos el toque de fantasía y de acción característico de un dibujante y guionista conocido por el cómic Barcelona y la trilogía El cazador de rayos, ambos títulos multipremiados merecidamente.

Bakemono, de Studio Xian Nu, es el tercer título presentado de la nueva línea. Concebido también a cuatro manos, esta vez por Irene Díaz y Laura Moreno, responsables de este relato de magia y demonios.


Kung Fu Mousse, novedad de Nacho Fernández
En la Editorial Glénat se publica Kung Fu Mousse, de Nacho Fernández, que también bebe de la estética del manga pero con un resultado híbrido muy interesante, esta vez con un volumen en formato álbum de 128 páginas a color con una historia de artes marciales en plena ciudad de París, sin perder el toque de humor del autor.

Nacho Fernández cumple estos días 15 años de la publicación de su conocida parodia Dragon Fall, una prolífica colección creada conjuntamente con Álvaro López, donde el toque autóctono y un gran sentido del humor superaban en ocasiones el original. Ahora tenemos una buena oportunidad de reencontrarnos con el autor en una obra publicada en castellano en un único volumen (en Francia se ha publicado la primera parte hasta el momento).


No hay comentarios:

Publicar un comentario