sábado, 12 de marzo de 2011

Apoyo a Angel Sala, director del festival internacional de cine fantástico



Como si de un auténtico viaje al pasado se tratara, esta semana hemos conocido la noticia de la denuncia de la Fiscalía de Barcelona contra Angel Sala, director del Festival de Cine de Sitges. El motivo es la exhibición de la película A serbian film en el pasado festival, en un pase de madrugada y con control de asistencia mostrando el dni, además de múltiples avisos informativos sobre el contenido de la película. Lo sé entre otras cosas porque estuve allí… yo y toda una sala llena igual que las de los pases de los festivales donde se ha exhibido la película en Europa en los últimos meses, con premios incluidos como los recibidos hace pocos días en Oporto.

Vivimos en un país de contradicciones:

- Contradicción porque los denunciantes consiguen con su acción exactamente lo contrario de lo que pretenden, dar publicidad a la película, que recibe gratis un alud de márqueting directo e indirecto sin ni siquiera tener imputado a ningún responsable de la película, si es que debiera haber alguno.

- Contradicción por el escogido como denunciado, el director de un festival internacional de cine fantástico, que toma la decisión de seleccionar una película que se pasea por numerosos festivales… curiosamente menos en uno, en San Sebastián, donde  también un juez suspendió la proyección.

- Contradicción por la forma de “defender” a los niños, en un país que todas las televisiones se saltan el horario protegido todos los días con total impunidad, donde películas de extrema violencia física o verbal son catalogadas para mayores de 7 años y donde numerosos famosos y autoridades exhiben a sus hijos menores de edad sin ningún problema y con la complicidad de los medios de comunicación. Trabajo hay, y mucho, pero en el mundo real.

- Contradicción por la fácil que es en este país acusar y denunciar sin coste alguno, y lo fácil que es mentir ante un juez también sin ningún tipo de perjuicio, en contraposición con el coste que tiene en cambio demostrar tu inocencia. Coste económico y moral. ¿Cómo reponer el honor cuando quedas absuelto? ¿Cuánto dinero va a costar su defensa y quién la debería pagar? ¿Dónde está la presunción de inocencia?

- Contradicción porque hay personas que podrían hacer su trabajo lo más correctamente posible y ya está, y en cambio hay quién se involucra, que participa, que aporta, que ayuda, que investiga y que transmite. Aquí perseguimos y penalizamos a ese tipo de personas.

Angel Sala es uno de esos tipos generosos, implicado en la divulgación de la cultura popular, con numerosos artículos, capítulos y libros, y predispuesto a colaborar y participar en todo tipo de actividades. Nosotros nos quedamos con esa contribución, y como muestra de su pedagogía recuperamos su visita a la Universitat Politècnica de Catalunya el pasado mes de noviembre donde nos dio una clase magistral de la evolución del cine fantástico español en el último siglo, os la recomiendo. Tenéis el link aquí.

Por diferentes motivos (política, crisis, conflictos, noticias, empresa, …) he tenido que utilizar a menudo la expresión “si est@s tip@s leyeran más tebeos tendríamos menos problemas”, a partir de ahora deberé añadir además “…y si vieran más películas…”. Pues eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario