sábado, 4 de febrero de 2012

@Escolajoso y #Angouleme: la apuesta de un visionario catalizador

 Foto de Ramon y Joso a punto de subir al "Autocar Force One"

Un año más tuve el placer de incorporarme al autocar de la Joso en su viaje anual a Angoulême, y para la escuela ya van 27 años consecutivos. El viaje por carretera tiene la ventaja de disponer de más horas para compartir saludos con los amigos, profesores y estudiantes y colaboradores de la Joso, pero sobre todo para prepararte mentalmente para un cambio de chip, prepararte para una inmersión en una especie de dimensión paralela rodeada… de tebeos.

En esta edición 39ª del Festival de la BD de Angoulême una de las exposiciones oficiales era precisamente dedicada a los veintiséis años de visita anual de la escuela Joso al festival en una exposición que tenía por título “Un pont vers Angoulême”. La exposición, comisariada por Josep Mª Polls (director académico de la escuela), destacaba a veinte autores que publicaban en Francia y que probablemente el viaje en autocar en su momento había sido el detonante de los diferentes proyectos editoriales (en realidad la selección de los autores que formaban la exposición era de 18 autores profesores o exestudiantes de la Joso y dos invitados que como yo se incorporaron en su día a la troupe del autocar). Podéis ver el vídeo de la inauguración aquí.

Que Angoulême es el festival más importante de Europa y uno de los más importantes del mundo ahora lo sabemos todos, lo singular era saberlo en 1984 cuando Joso decidió organizar un primer viaje con los profesores y estudiantes de la escuela (aunque Joan Navarro nos recordaba en su blog que el primer viaje organizado de autores del sector se realizó en 1980). Esa habilidad de Joso de ser visionario e innovador ya la ha demostrado sobradamente en numerosas ocasiones, empezando por la propia creación de la escuela, la primera en nuestro territorio y una de las más destacadas en Europa, y prueba de ello es la lista de los autores que han pasado por sus aulas (podéis leer un artículo que escribí sobre la escuela en el 2010 aquí).

Y es que la “Escola Joso, Centre de còmic i arts visuals” es una muestra de la miopía de la administración que no ha sido capaz en todo este tiempo de reglar este tipo de formación de una evidente capacidad de empleabilidad en el mercado. En ese sentido la Joso en general, y el viaje a Angoulême en particular, actúan como catalizadores de actividad económica (exportando talento y creación) y, por qué no, de expansión del talento y patrimonio cultural del país.

En el mundo en que vivimos, a los dibujantes y guionistas no les basta con ser buenos conocedores del oficio y que sean creativos. Deben ser autónomos, emprendedores, innovadores, ser sus propios agentes comerciales en muchos casos, bilingües o trilingües a menudo, dominar las nuevas tecnologías, adaptarse a los nuevos tiempos y tendencias, formarse continuamente, participar en los eventos…  en ese sentido la Joso cubre una necesidad fundamental para la profesión actuando de capacitador para los futuros profesionales y de facilitador para los futuros proyectos.

Felicidades a los organizadores y participantes en la exposición “Un pont vers Angoulême”: Josep Mª Polls, Robert García, Ramon Torné y Antoni Guiral, y a los autores que integran la exposición:
Kenny Ruiz, Jordi Sempere, Jesús Hervás, Javi Aznárez, Roger Ibáñez, Raule, Jordi Lafebre, Gerar Losilla, José Luis Losilla, José Luis Munuera, Francis Portel, Mike Ratera, Rubén del Rincón, Pedro J. Colombo, Josep Busquet, Josep Homs, Jaime Martín, Josep Mª Beroy, Juan Cano Santacruz, Oriol Hernández, Pau Rodríguez
Un placer compartir un momento tan emotivo con toda una comunidad de profesionales. Gracias a todos.

Aquí algunas fotos del viaje y de la exposición.

NOTA A ROGER Y RAULE: siempre nos quedará... Angoulême!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario