sábado, 18 de abril de 2015

"El Salón del Cómic apuesta por la divulgación científica" por @Sandra_ViBa @LaVanguardia @BigVangLV @FICOMIC_salon #SalonComicBcn @UBDivulga

Os pongo a continuación el link aquí y el texto completo de Sandra Vicente publicado el viernes 17 de abril de 2015:

El Salón del Cómic apuesta por la divulgación científica

El tema central de este es la conquista del espacio y diversas entidades como la UPC o la ESA explicarán el puente que hay entre la ciencia ficción y la realidad 

Sandra Vicente

La teniente Uhura, en la mítica serie de ciencia ficción Star Trek, usaba unos modernos aparatos, los comunicadores, para hablar con el equipo y conocer su posición geográfica. Además contaba con los Videófonos, con los que podía observar a su interlocutor. La serie se ambientaba en un futuro 2063, pero realmente corría el año 1966. Poco después de aquello nacerían lo que hoy en día son los teléfonos móviles, que - sobre todo los flip-phones- son tremendamente parecidos a los comunicadores. "En aquella época, esa tecnología parecía imposible, pero hoy es el pan nuestro de cada día", explica Siscu Vallverdú, vicerrector de la UPC, una de las entidades que durante este Salón del Cómic harán divulgación científica para explicar el puente que hay entre la ciencia ficción y la realidad.

"Los cómics han resultado ser una herramienta pedagógica impresionante y plantean temas interesantes de tratar en clase", explica Jordi Ojeda, profesor en la UB y coordinador de las actividades divulgativas del Salón, cuyo tema central este año es la ciencia ficción, con especial énfasis en la conquista del espacio. Esto abre un escenario para acercar al público general los avances de la tecnología, que han hecho posible realidades que ya no sólo se quedan en las viñetas. Esta es la intención de la UPC, que ha preparado un stand en el que explica algunos de los proyectos espaciales en los que ha participado. Por ejemplo el astromóvil Curiosity, que cuenta con tecnología desarrollada por esta universidad para explorar la superficie de Marte y, entre otras cosas, investigar la posibilidad de que se acabe generando vida.

Durante los dos primeros días del Salón, tanto expertos como alumnos, se encargarán de divulgar las diversas investigaciones ante jóvenes estudiantes de la ESO. Como David, de 13 años, que sabe muy bien que para que se dé la vida es necesario que haya agua, pero no ve tan claro que en el planeta rojo pueda haberla. Después de que uno de los expertos le explicara que el Curiosity ya está obteniendo resultados, David le mira con los ojos como platos y le pregunta "Pero, ¿Esto lo habéis hecho vosotros solos?".
"Igual es un poco chocante para los visitantes que vienen a ver ficción, de repente encontrarse con un stand de una universidad", comenta Vallverdú. Pero quizás, por eso mismo, el mensaje cala más: Parte de lo que han visto en el Salón puede hacerse realidad y ellos les explican cómo. Además, también se pretende hacer ver a los visitantes que para realizar grandes descubrimientos en la conquista del espacio no hace falta irse a Estados Unidos.

"Hacer esta divulgación es tremendamente importante, porque hemos detectado que dentro de 15 años habrá falta de investigadores", explica Armengol Torres, coordinador nacional de la Semana Mundial del Espacio, desde el stand de la Agencia Espacial Europea (ESA). Insiste en que el estudio del espacio es mucho más asequible y amplio de lo que parece: "No sólo se trata de ser astronauta, sino que hay mucha gente detrás de eso. Sin la cual, realidades muy cotidianas como el teléfono, que usa tecnología espacial, hoy no serían posibles", explica.

Pero el papel de la ciencia en el Salón del Cómic de este año no sólo radica en la divulgación y la difusión; también pretenden jugar con la imaginación de los asistentes y proponerles retos. Durante el evento, tendrán lugar diversas charlas que pondrán el punto de mira en la relación entre la ciencia y la fantasía: ¿Han reinventado los cómics la ingeniería del transporte?, ¿Hay ciencia real entre las viñetas? o ¿Sería posible crear un imperio galáctico?.

"Aprovechamos nuestros conocimientos científicos en un espacio como este para analizar los productos de fantasía", explica Ojeda. El domingo, en una mesa redonda analizará qué hay de verdad en los superhéroes. Afirma que con Spiderman se puede aprender de química o que Tormenta, de X-Men, puede cambiar el clima a su antojo porque puede modificar el gradiente de la temperatura del aire. Pero también hay algunos errores, como el caso del Hombre de Hielo, que es capaz de congelar lo que desee porque extrae la energía del objeto en cuestión. "Pero, esa energía, siguiendo los principios de la termodinámica, debería quedársela él. En consecuencia, ya no sería el Hombre de Hielo, sino el Hombre de Fuego", bromea.

Ojeda explica la lógica que esconde Superman, con una colección de ilustraciones originales a sus espaldas que, expuestas en el Salón, acompañan a sus argumentos. Mientras, los visitantes del Salón suben a la segunda planta de la Fira de Montjuïc, al principio un poco desorientados porque allí no encontrarán ilustradores ni venta de cómics. Pero poco a poco se van acercando, interesados en resolver dudas sobre sus personajes favoritos y ver que, muchas veces, la realidad sí supera la ficción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario