lunes, 19 de julio de 2010

Artículo 45 publicado el lunes 19 de julio de 2010 en el Diari d'Andorra

Aquí el pdf del artículo en catalán.

A continuación la traducción al castellano:

Vidas cruzadas al estilo Tarantino
La obra De perros y de huesos sorprende por sus diálogos y su montaje
Jordi Ojeda

El pasado mayo se publicó el ganador del segundo Concurso Internacional de Cómics de Planeta DeAgostini. La premiada obra De perros y de huesos, del dibujante y guionista Jesús Colomina Orgaz (Madrid, 1968), que firma como Colo, es una obra coral que se desarrolla en el barrio de Lavapies de Madrid, un verosímil escenario para situar una historia multicultural donde ocho personajes se entrecruzan en un cóctel de asesinos, policías, camellos, inmigrantes y artistas con un vínculo común, la red de narcotraficantes del barrio.

Con un estilo muy cinematográfico, destaca por su "montaje" y "fotografía" (ritmo, dibujo y composición), y, sobre todo, por sus diálogos, que recuerdan al mejor Tarantino de películas como Reservoir Dogs o Pulp Fiction. Filosofía de la vida en boca de mafiosos terminales o drogadictos marginales, entre otros, con una mezcla difusa del bien y el mal, destacando los valores identificados en sus palabras en contraste con los valores expresados con sus actos. Una más que correcta edición con extras del autor (portadas alternativas y comentarios).

Colo tiene una dilatada carrera como ilustrador en el sector publicitario y experiencia en humor gráfico y varias historietas cortas publicadas, y confiesa que tiene alguna novela gráfica ya terminada en algún cajón de su casa que esperamos que puedan ver la luz. Y es que este autor revelación y su proyecto fueron escogidos ganadores entre los más de 180 presentados al segundo concurso internacional, que presume de un alto nivel ya desde su primera edición con la obra ganadora Planeta Extra, de los argentinos Diego Agrimbau y Gabriel Ippolito, que ya destacamos en esta misma sección.

Los premios son una garantía de calidad (por el reclamo internacional y la selección del jurado) y una buena apuesta empresarial en un mercado convulso y en una coyuntura de crisis. Si además sirve para revelar autores debutantes o casi debutantes el resultado es excepcional.

En un ámbito más local y cercano pero igualmente con vocación internacional, se han publicado los ganadores del 3er Premio Josep Coll de álbum de cómic convocado por la Associació Professional D'Il·lustradors de Catalunya (APIC). Abulio de Joan Cornellà (Barcelona, 1981), destaca por su delirante y provocador estilo surrealista, en un resultado arriesgado que hay que reconocer en el jurado que lo ha seleccionado, reconocido él mismo como discípulo del Gran Vázquez, su surrealismo ficticio le contagia y le lleva al extremo de declararse hijo del mítico dibujante de Bruguera (pero no se confundan esta vez, esta obra no es para niños).

La otra obra premiada es Barcelona Low Cost, de los argentinos residentes en Barcelona, el periodista y ahora guionista Aníbal Mendoza y el dibujante Martín Tognola. Un asturiano y una catalana que comparten piso alquilan la tercera habitación a un argentino recién llegado. Tres jóvenes formados y preparados en una ciudad cosmopolita en un contexto de crisis. Paro y precariedad versus emprendeduría y astucia, o de cómo sobrevivir hoy en día en una gran ciudad. El compromiso con los promotores del premio, de publicar en español y catalán las dos obras ganadoras del premio (una vez más por la editorial Glénat), hace perder verosimilitud a las conversaciones en tres idiomas (catalán, español y "argentino") , situación por otra parte bastante habitual en la realidad del país, la juventud y del barrio donde se desarrolla la historia (y, de hecho, reclamado en las campañas de normalización para favorecer el aprendizaje del catalán a los inmigrantes recién llegados). Sin duda, una única edición respetando el idioma de cada uno hubiera sido la mejor decisión editorial, que no tuvo opción a hacerlo por el vínculo de las condiciones de las bases de un premio que además la crisis ha suspendido momentáneamente afectado por la restricción presupuestaria de la Generalidad de Cataluña.

El estilo de narración de pequeñas historias cotidianas presenta de forma atractiva los tres personajes, con ciertos toques de humor, desarrollando las personalidades de cada uno hasta el punto de comprender lo que les pasa y provocando nuestro interés por lo que les pasará, a ellos ... y a los autores.

Y si hablamos de premios, cabe mencionar también que en breve se publicará la obra recientemente ganadora del tercer Premio Internacional de Novela Gráfica Fnac-Sins Entido. La obra El Pintor, del joven autor Esteban Hernández, gira en torno a un hombre humilde ya jubilado que trabajó como pintor de brocha, aficionado a dibujar y que esconde un secreto como autor de murales de calidad. La obra la esperamos con mucha atención después de ver la calidad de las dos primeras ganadoras: Fuelle (2008) del artista argentino Jorge González, y La estación de la Flechas (2009) de los franceses Guillaume Trouillard y Samuel Stent.
La estación de las Flechas es todo un hallazgo imaginativo que destaca por su originalidad. El argumento es una propuesta de cómo escapar del aburrimiento y monotonía de nuestra sociedad (los protagonistas son una pareja de jubilados). La solución llega en un perfecto embalaje, el regalo es una lata con... una familia de indios. Y sólo por 19 euros (precio de la familia) puedes vivir una intensa historia de vaqueros. ¿Quién da más por menos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario